Bendywood® -     Madera maciza curvable sin vapor

Bendywood® doblar a mano


El Bendywood® es madera dura maciza que se vuelto flexible gracias a un proceso de transformación espacial. Esta madera única se trabaja como madera normal y luego se dobla en frío (sin calentarla) y en seco (sin bañarla o sin emplear vapor). Eso permite ahorrar costes de trabajo, aumentar la productividad, y mejorar la calidad de los productos, ya que el Bendywood® se trabaja siempre por el largo (nunca contra-vena).

Esta madera excepcional se saca de un proceso termomecánico natural, sin algún componente químico, a partir de bloques gruesos de madera fresca: como primero   se mete los tablones a vaporizar para suavizar las moléculas de la madera, luego se comprimen de unos 20% y por fin se ponen a secar. La medida máxima alcanzable de un tablón grueso es de 120x120x2200mm, pero a través de juntas especiales podemos producir pasamanos y listones largos hasta 6,6 metros.

El Bendywood® está disponible en haya, roble, maple, fresno, olmo, cerezo y nogal.

El Bendywood® se deja doblar hasta un radio máximo garantizado de 10 veces su espesor (por ejemplo, una barra con espesor 10mm se puede curvar hasta un radio de 100mm). El material se entrega siempre en recto, pues el cliente tendrá que trabajarlo, perfilarlo y doblarlo a medida.

El Bendywood® se dobla a mano: las secciones finas se doblan a mano sin problemas. Para las secciones más gruesas hace falta la aplicación de más fuerza y con el ayuda de gatos, prensas, cuerdas. Se puede también utilizar una máquina curvadora para curvar, por ejemplo, los pasamanos (de la misma manera en la cual el herrero curva los tubos metálicos).